"El agua es el elemento vital de nuestro cuerpo, nuestra economía, nuestra nación y nuestro bienestar"
Stephen Johnson

 

Dirección: Mariana de Jesús N32 y Martín de Utreras (Sector La Granja)

PBX:(593 2) 2430 233 - 2439 549

Email: contactenos@fonag.org.ec

Quito - Ecuador

Ver zoomLa cuenca alta del río Guayllabamba se localiza en el callejón interandino del Ecuador, es parte de la provincia de Pichincha y su administración la conforman cinco cantones: Quito, Mejía, Rumiñahui, Pedro Moncayo y Cayambe. La cota máxima de esta cuenca va desde los 5.893 msnm (cota máxima del volcán Cotopaxi) hasta los 1.000 msnm (cota de cierre de la cuenca).

Esta cuenca es una de las áreas más densamente pobladas del Ecuador, su población - entre urbana y rural - es de aproximadamente 2.5 millones de habitantes y afronta el mayor problema nacional de competencia por usos de agua y de procesos de grave contaminación hídrica directa o por efecto de la escasez.

Los recursos hídricos para abastecer las necesidades de la población provienen de: aguas superficiales de la cuenca alta del río Guayllabamba, algunos trasvases de subcuencas amazónicas, y aguas subterráneas, especialmente de los acuíferos de Quito.

Las principales actividades económicas que se desarrollan en la cuenca alta del Guayllabamba son agricultura, ganadería, agroindustria, industria, turismo y generación de hidroelectricidad.

Los usuarios del agua demandan, cada vez, un mayor acceso a agua de buena calidad y en cantidad suficiente, pese a que es notorio que la disponibilidad del recurso hídrico disminuye debido a la contaminación, a los cambios de uso de suelo, la deforestación, la creciente urbanización y su presión sobre las áreas rurales tanto en los alrededores de las ciudades como en las áreas de amortiguamiento de las Reservas Ecológicas Antisana e Illinizas, Parque Nacional Cotopaxi, y otras.

Adicionalmente, la zona de intervención incluye microcuencas de la región oriental (Oyacachi, Papallacta y Antisana) consideradas importantes fuentes de abastecimiento de agua que consume la población del Distrito Metropolitano de Quito. Estas microcuencas, donde igualmente se desarrollan diversas actividades económicas (ejms., agricultura, ganadería, piscicultura, ecoturismo), también están sometidas a presiones antropogénicas y naturales capaces de incidir sobre la disponibilidad de los recursos hídricos.

En forma complementaria, los impactos del cambio climático y el retroceso glaciar podrían causar cambios significativos en la disponibilidad de recursos hídricos, por lo cual es fundamental plantear medidas oportunas que contribuyan a la reducción de la vulnerabilidad, entre otros, de los frágiles ecosistemas altos andinos, para mantener los servicios de almacenamiento de agua y la regulación de los balances hídricos.

Este hecho obliga a diseñar y promover un desarrollo armónico de usos de agua en concordancia con el gran crecimiento urbano y sus demandas para abastecimiento de agua potable, generación hidroeléctrica, riego, entre otros usos, y con la finalidad de aportar a la solución de graves problemas como los antes mencionados. Por ello es indispensable disponer de información confiable y en tiempo adecuado, que a su vez permita construir un manejo responsable del agua en las cuencas.