"Una gota de agua vale más que un saco de oro para un hombre sediento"
Desconocido

 

Dirección: Mariana de Jesús N32 y Martín de Utreras (Sector La Granja)

PBX:(593 2) 2430 233 - 2439 549

Email: contactenos@fonag.org.ec

Quito - Ecuador

El balance entre la oferta y la demanda fue calculado [De Bievre y Coello, 2008] como la diferencia entre la oferta natural y la demanda neta. En ese sentido, la demanda calculada es con base en las captaciones de agua existentes que representan los usos actuales de agua y los flujos de retorno asociados a cada uso de agua. El caudal de retorno es la parte del consumo que vuelve a la red hidrográfica de la cuenca de manera directa o indirecta. En otras palabras es el caudal que no se consume de manera real y que tampoco se evapora o transpira.

El modelo aplica la ecuación de balance de manera distribuida a nivel mensual. En el cálculo se asume que la demanda de agua por los distintos sectores de consumo es constante, y que la demanda por el sector de riego es variable en función de los requerimientos de agua en los distintos meses del año y en cada cuenca. Tanto para el presente como para los panoramas futuros, la demanda emplea información actualizada de las hidrozonas, consumo humano, riego, hidroeléctricas e industrias [SENAGUA, 2010]. Un índice de interés es el de estrés hídrico, que permite visualizar casos de insuficiencia de disponibilidad de agua en un cauce particular.

Los resultados obtenidos para el presente muestran tramos de estrés hídrico moderado (San Pedro, Pita, Pisque y Guayllabamba Alto) y severo (San Pedro, Guayllabamba Alto y Medio, Pisque y en menor grado en Pita). Estas zonas de mayor estrés responden a las concesiones asociadas a industrias, riego e hidroeléctricas. Para Quito, se muestra estrés moderado en el sur y ligero al norte.